DEPORTACIÓN EN AUSENCIA: CASTIGO POR NO COMPARECER EN SU AUDIENCIA

305
0
Share:
01120720
th 2 1


Aquellas personas quienes buscan convertirse en residente permanente de los Estados Unidos deben cumplir con varios requisitos estatuarios. Por lo general, el solicitante a la residencia permanente tiene la carga de la prueba de demostrar que carece de cualquier base de inadmisibilidad bajo la ley de inmigración.
Aunque algunas bases de inadmisibilidad permiten solicitar un perdón, otras excluyen esa posibilidad y exigen que el castigo se cumpla fuera de EE. UU. antes que el solicitante a la residencia pueda nuevamente aplicar y ser considerado para ese beneficio migratorio.
El no comparecer a una audiencia con un juez de inmigración suele resultar en una orden de deportación en ausencia. Conforme a la ley de inmigración, en casos donde existe una orden de deportación en ausencia, el solicitante a la residencia permanente, tendrá un castigo de cinco años desde la fecha de su partida o deportación de EE. UU.
Esta provisión de la ley de inmigración solamente aplica a personas que fueron puestas en trámite de deportación después de que tomó efecto la nueva ley de inmigración, el 1 de abril de 1997.
También es importante enfatizar que el castigo de cinco años que impone esta provisión de ley solamente aplica a personas que salen de EE. UU.
Bajo la administración actual, muchas personas se han visto afectadas bajo esta medida cuando salen de EE. UU. para la entrevista de residencia permanente (proceso consular) programada por la embajada americana en su país natal.
Aunque el estatuto no permite solicitar un perdón por esta base de inadmisibilidad, el solicitante a la residencia tal vez puede evitar el
castigo de 5 años siempre y cuando pueda demostrar que tuvo una “causa razonable” para no presentarse a su audiencia ante el tribunal de inmigración.
La jurisprudencia define “causa razonable” como algo que está fuera del control razonable de la persona. Esto comúnmente requiere que la persona demuestre que no acudir a la comparecencia, fue ocasionado por alguna
enfermedad que no le permitió cumplir con el deber de presentarse.
El Manual de Asuntos Exteriores (“FAM”, por sus siglas en inglés), controla la adjudicación de solicitudes para la visa de inmigrante (residencia permanente) en el contexto del proceso consular y señala que las siguientes razones no son consideradas bajo la definición de “causa
razonable” para excusar el fallo de comparecencia:
1) Entrega de una moción para el cambio de jurisdicción del caso o para una prórroga de la fecha de audiencia. Si la persona no se presenta a su audiencia ante el tribunal de inmigración en la fecha indicada en la notificación de comparecencia; el hecho de que
este pendiente este tipo de moción, no será considerada una “causa razonable” por no presentarse a su audiencia y el castigo de cinco años será impuesto.
2) Cambiarse de dirección mientras su caso está pendiente antes el tribunal de inmigración y no presentar su cambio de dirección al tribunal de inmigración directamente, no será considerada una “causa razonable” por no presentarse a su audiencia y el castigo de 5 años será impuesto;
3) El haber perdido su notificación de comparecencia, no será considerada una “causa razonable” por no presentarse a su audiencia y el castigo de 5 años será impuesto;
4) Introducir una moción para la reapertura de su caso en base a que su abogado no cumplió con las normas o expectativas de la profesión en su representación, cuando la moción no cumple con los requisitos para entablar tal demanda, no será considerada una “causa razonable” por no presentarse a su audiencia y el castigo de 5 años será impuesto;
5) El no poder llegar a su audiencia por cuestiones de congestión de tráfico, no será considerada una “causa razonable” por no presentarse a su audiencia y el castigo de 5 años será impuesto.
Personas quienes estén solicitando la residencia permanente y cuentan con un dictamen de deportación en ausencia o no están seguras si existe una orden de deportación en el caso; deben consultar con un abogado de inmigración antes de salir para la entrevista de proceso consular
programada por la embajada americana en su país natal.
Un abogado de inmigración puede averiguar si existe un dictamen de deportación en ausencia y podrá darle recomendaciones,
aconsejar sobre riesgos que puedan presentarse en el caso, y también podrá guiar al solicitante en el proceso.
Aviso Legal: La información que los lectores reciben por este medio es de carácter general y no sustituye una consulta formal con un abogado de inmigración.
Vazquez & Servi, P.C. 678-303-0018

Share:

Leave a reply