PERDIDA DE RESIDENCIA PERMANENTE COMO CONSEQUENCIA DE DELITOS PENALES

Share:

Con diferencia a la ciudadanía estadounidense que ofrece grandes beneficios y derechos, entre ellos el sentirse seguro que el gobierno no lo podrá deportar o que le será muy difícil revocarle la ciudadanía, la residencia permanente, aunque le ofrece tranquilidad a muchas personas dado a que pueden viajar al extranjero, trabajar y vivir en EE. UU. permanentemente, es un estatus migratorio sujeto a revocación dejando a la persona expuesto a una deportación.

La ley de inmigración enumera varios delitos que pueden ocasionar la deportación de un residente permanente. Generalmente, delitos que son considerados delitos de bajeza moral suelen ser delitos más comunes por el cual un residente permanente puede exponerse a una revocación de su residencia. Bajo la ley de inmigración un residente permanente quien es convicto de un delito de bajeza moral dentro de 5 años después de haber sido admitido podría enfrentar un proceso de deportación si el delito por el cual fue convicto carga una sentencia de un año o más.[1] Igualmente, un residente permanente quien en cualquier momento después de haber sido admitido es convicto de dos o mas delitos de bajeza moral, una felonía agravada, entre otros, puede ser deportado.[2]

Un delito común que puede ser considerado un delito de bajeza moral y una felonía agravada a su vez, es el delito de hurto. En el estado de Georgia, por ejemplo, el apoderarse de un artículo con la intención de privar al dueño de su propiedad es un delito de bajeza moral.[3] En caso de una convicción, si la persona es sentenciada a 1 año o más de cárcel (sin considerar que la sentencia es permitida cumplirla bajo libertad condicional), la ley de inmigración categoriza el delito como una felonía agravada aun siendo un delito menor (misdemeanor) bajo la ley estatal. Estos delitos pueden conllevar a la deportación de un residente permanente.

Si usted es residente permanente y se encuentra en problemas con la justicia, es muy importante trabajar con un abogado de defensa penal que conozca las posibles consecuencias a su estatus migratorio. El abogado de defensa penal esta en la mejor posición para idear un plan de negociación con el fiscal y tal vez evitar la pérdida de su estatus migratorio.

Si usted es residente permanente y tiene un historial penal, es importante consultar con un abogado de inmigración antes de viajar al extranjero o antes de aplicar para la ciudadanía estadounidense dado a que comúnmente es en estos trámites o en el regreso de un viaje al extranjero que se le presenta la oportunidad al gobierno de revisar su historial penal y ponerlo en trámite de deportación. El análisis de su historial penal por un abogado de inmigración con respecto a las posibles consecuencias a su estatus migratorio es de suma importancia para que usted pueda evitar malas experiencias o saber si tiene alguna defensa contra la deportación.

Si usted ha sido arrestado y su caso está pendiente en el tribunal estatal, antes de declararse culpable y antes de que concluya su caso, le aconsejamos consultar con un abogado de defensa penal y con su abogado de inmigración para tratar de evitar la pérdida de su residencia a raíz de una condena.

Aviso Legal: La información que los lectores reciben por este medio es de carácter general y no substituye una consulta formal con un abogado de inmigración. 678-303-0018 Vazquez & Servi, P.C., https://www.imlaw.us/blog

[1] INA §237(a)(2)(A)(i)(I)(II)

[2] INA §237(a)(2)(A)(ii)-(iii)

[3] OCGA §16-8-14

Share: