ATLANTA.– El gobernador, Brian Kemp, ha firmado una orden ejecutiva declarando en estado de emergencia y autorizando el despliegue de hasta 1,000 soldados de la Guardia Nacional en el estado de Georgia.
Las tropas se desplegarán para proteger los edificios estatales, incluido el capitolio estatal, la sede del Departamento de Seguridad Pública de Georgia, la mansión del gobernador y el Georgia World Congress Center.
El objetivo, según la Oficina del Gobernador, es que la policía estatal pueda ayudar a patrullar las calles de Atlanta.
“Las protestas pacíficas fueron alteradas por delincuentes con actos peligrosos y destructiva. Ahora, los georgianos inocentes están siendo atacados, fusilados y asesinados “, dijo Kemp el lunes.
“Esta anarquía debe ser detenida y el orden debe ser restaurado en nuestra capital. He declarado un estado de emergencia y llamé a la Guardia de Georgia porque la seguridad de nuestros ciudadanos es lo primero. Esta medida permitirá a las tropas proteger la propiedad estatal y enviar a los agentes del orden estatales para patrullar nuestras calles. Basta de hablar. Debemos proteger las vidas y los medios de vida de todos los georgianos”.
La orden fue dada por el gobernador tras registrarse un violento fin de semana en la ciudad de Atlanta. Según las autoridades, 31 personas fueron baleadas en 11 incidentes entre el viernes y el domingo. Cinco personas, incluida una niña de 8 años, murieron.
La sede de la Patrulla Estatal de Georgia también fue destrozada por manifestantes durante el fin de semana.
Funcionarios del Departamento de Seguridad Pública dijeron que un grupo de 60 a 100 manifestantes vestidos con ropa oscura y máscaras llegaron a la sede alrededor de la 1:05 a.m.

053020 protest aftermath JG 063