La policía corrigió su versión sobre la muerte de 4 estudiantes de Idaho; no sabe si “la casa o los ocupantes fueron atacados”

316
0
Share:

El Departamento de Policía de Moscow reconoció que hubo errores de comunicación con el fiscal y dijo que hasta ahora, no se ha identificado a ningún sospechoso

REUTERS/Lindsey Wasson

Este miércoles 30 de noviembre, el equipo encargado de investigar la muerte de cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho se retractó después de haber afirmado que se trató de un ataque directo hacia una, o más, de las víctimas, y ahora también analiza si el ataque pudo ser dirigido a la residencia en Moscow, donde ocurrió el homicidio múltiple.

“Los detectives actualmente no saben si la residencia o alguno de sus ocupantes fueron atacados específicamente, pero continúan investigando”, dijo el Departamento de Policía de Moscow en un comunicado.

Hasta ahora, no se ha identificado a ningún sospechoso y solo se dará a conocer al público la información confirmada que no obstaculice la investigación, por ello pidieron a la población mantener la calma y estar atenta a los comunicados oficiales.

El departamento de policía reconoció que hubo una falta de coordinación entre autoridades, particularmente con la oficina del fiscal de Latah, y por lo tanto se ha publicado información contradictoria en los últimos días.

El mismo 30 de noviembre por la mañana, el fiscal del condado de Latah, Bill Thompson, le dijo a medios de comunicación que “los investigadores creen que este ataque estaba destinado a una persona específica”.

Sin embargo, esto fue aclarado más tarde por el Departamento de Policía de Moscow, y se especificó que la casa pudo ser el primer objetivo de uno o más atacantes. Además no se ha encontrado el arma implicada en los hechos de la madrugada del domingo 13 de noviembre, aunque ya se sabe que las heridas fueron causadas con un cuchillo de una sola hoja.

La policía también aclaró sobre un incidente ocurrido el pasado 12 de septiembre de 2022, con respecto a una discusión entre un grupo de personas que caminaban por el carril de bicicletas dentro de la Universidad de Idaho y un ciclista. A raíz de ello se presentó un enfrentamiento verbal y se informó que el ciclista mostró una navaja. Ambas partes se dispersaron y no hubo heridos.

Las autoridades informaron que el ciclista involucrado se entregó de manera voluntaria para seguir la investigación y los cargos por delitos menores fueron remitidos a la Oficina del Fiscal de la Ciudad de Moscow.

REUTERS/Lindsey Wasson

“No hay conexión con el individuo involucrado en este incidente y las investigaciones de asesinato actuales”, aclaró el Departamento de Policía.

En cuanto a las versiones de un presunto asunto de drogas, las autoridades especificaron que no hay información nueva al respecto y responder a ellas generaría información inexacta entre el público.

Estudiantes realizaron una velada para recordar a las víctimas

Este miércoles, la comunidad del campus se reunió en el Kibbie Dome para presentar sus respetos a los cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho, Ethan Chapin, de 20 años; Kaylee Gonçalves, 21; Xana Kernodle, 20; y Madison Mogen, de 21 años; todos ellos asesinados durante la madrugada del 13 de noviembre.

REUTERS/Lindsey Wasson

En el acto hablaron funcionarios escolares y tres de las cuatro familias para recordar los sueños de los estudiantes fallecidos y sobre los extrañaríán.

“Las circunstancias que nos traen aquí esta noche son terribles”, dijo Stacy Chapin, la madre de Ethan Chapin, quien entre lágrimas agregó: “La parte más difícil es que no podemos cambiar el resultado”.

Por su parte, Steve Goncalves recordó que Madison Mogen y Kaylee Goncalves eran amigas desde sexto grado.

“Simplemente se encontraron, y todos los días hacían la tarea juntos, venían juntos a nuestra casa, compartían todo. Al final, murieron juntos, en la misma habitación en la misma cama”, dijo con tristeza.

Share: