Embajador de México en Perú es declarado persona non grata y debe abandonar el país en 72 horas

241
0
Share:

La decisión fue anunciada tras confirmarse que la familia de Pedro Castillo ha sido beneficiada con asilo político en el país azteca

Pablo Monroy acoge a Lilia Paredes y sus hijos en la Embajada de México en Perú.

Las relaciones entre Perú y México se encuentran en su momento más áspero tras anunciarse que la exprimera dama Lilia Paredes se encuentra junto a sus hijos en la Embajada de México ubicada en el distrito de San Isidro. Tras aprobarse el salvoconducto para que la esposa de Pedro Castillo abandone el país, Cancillería informó que lo mismo deberá hacer el embajador del país azteca.

“Esta decisión se sustenta en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas que establece la facultad del Estado receptor de declarar persona non grata a un jefe de misión extranjero”, señala el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores. Es así que el embajador Pablo Monroy Conesa cuenta con 72 horas para dejar el territorio nacional.

A través de su cuenta de Twitter, la Cancillería indicó que la decisión responde a “las reiteradas expresiones de las más altas autoridades de ese país (México) sobre la situación política en el Perú”. Estas han sido consideradas como injerencia en los asuntos internos del país por lo que se habría violado el principio de no intervención que caracteriza las relaciones entre las naciones.

Cabe recordar que cinco días atrás la canciller Ana Cecilia Gervasi informó que los embajadores de Argentina, Bolivia, Colombia y México serían llamados a consulta por sus comentarios en torno a la crisis política que vive el Perú. Estas naciones señalaron que Pedro Castillo había sido víctima de “hostigamiento” político desde que asumió el poder el año pasado y exhortó al país andino a “abstenerse de revertir la voluntad popular expresada” en las urnas.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha negado que se haya involucrado en los asuntos internos del Perú. Tras señalar que se debe respetar la voluntad de la ciudadanía en las urnas llegó a cuestionar el origen de la Constitución Política del Perú. “Tiene un problema, una falla, antidemocrática de origen. Es una historia de inestabilidad política de que van haciendo las leyes a modo (…) para favorecer a una minoría”, declaró.

Nota en desarrollo

Share: