JCPenney podría tener nuevo dueño antes que termine el año

215
0
Share:
sab06

Simon Property Group, dueño de Plaza Carolina, es parte del grupo que ha ofrecido $1,750 millones por los activos de la cadena

por : Marian Díaz – https://www.elnuevodia.com

Antes que termine este año, la reconocida cadena JCPenney podría cambiar de dueño, puesto que esta semana la corporación llegó a un acuerdo inicial para vender sus activos por $1,750 millones, bajo un proceso que sería supervisado por la Corte federal de Quiebras.

El acuerdo tentativo se logró con un grupo conformado por Simon Property Group (SPG), Brookfield Property Group y varios acreedores. SPG es el principal dueño operador de centros comerciales en EE.UU., con más de 100 propiedades, entre ellas dos en Puerto Rico: Plaza Carolina y Premium Outlets en Barceloneta.

Esta no es la primera vez que SPG compraría a una cadena de tiendas en problemas. De hecho, lo ha hecho varias veces en tiempos recientes. Por ejemplo, la semana pasada cerró el acuerdo para comprar, junto a Authentic Brands Group, a Brooks Brothers por $325 millones; el mes pasado compraron a la cadena Lucky Brand; y en febrero a Forever 21.

Simon planificaba comprar también las propiedades de Taubman Centers, dueño de una veintena de propiedades comerciales de alta gama, entre ellas The Mall of San Juan, pero en junio desistió de hacerlo, lo que ha enfrascado a ambas partes en litigios legales.

“Hemos determinado que un acuerdo con Brookfield y Simon, así como la formación de fideicomisos de inversión en activos inmobiliarios (REIT) separados, propiedad de nuestros prestamistas de primer gravamen, es el mejor camino a seguir para maximizar el valor para nuestros accionistas, asegurarnos de mantener la mayoría de las tiendas abiertas, así como a los asociados empleados, y posicionar a JCPenney para construir sobre nuestra historia de más de 100 años “, expresó en declaraciones escritas Jill Solteau, principal oficial ejecutiva de JCP.

Se espera que la compraventa culmine probablemente durante la época navideña, transacción que le permitirá a la cadena salir de la quiebra.

La cadena de tiendas por departamento, fundada en 1902, se acogió al capítulo 11 de la Ley federal de Quiebras en mayo de este año, tras llevar varios años enfrentando problemas financieros. La llegada de la pandemia y el cierre obligatorio de los comercios, terminó de darle el golpe mortal.

Al cierre del año fiscal 2019 -que concluyó el 1ro de febrero de 2020- la compañía reportó ventas totales que sumaron $10,720 millones, una disminución de 8.1% en comparación con el año fiscal 2018. La empresa no obtuvo ganancias, sino una pérdida neta de $268 millones; y en el 2018 reportó pérdidas también, en ese caso de $255 millones.

En los últimos tres años JCP había cerrado más de 170 tiendas y con la radicación de la quiebra anunció que eliminará otras 137, proceso que comenzó en junio. En Puerto Rico opera seis tiendas y hasta ahora todas continúan operando.

Otras cadenas

De otro lado, Macy’s, otra tienda ancla en los principales centros comerciales en Estados Unidos, está también realizando ajustes en su operación, entre ellas el cierre de 125 tiendas en los próximos tres años.

La compañía reportó una pérdida neta de $431 millones en el segundo trimestre de este año, que finalizó el 1ro de agosto, en comparación con una ganancia de $86 millones hace un año. Las ventas también disminuyeron de $5,550 millones en el segundo trimestre de 2019 a $3,560 millones en ese mismo periodo este año, lo que representó una reducción de 35.1%. Los resultados despertaron los temores de los analistas sobre el cambio de rumbo de Macy’s, en particular dada la deuda adicional que asumió durante la pandemia. La compañía obtuvo $4,500 millones en financiamiento a principios de año.

Macy’s apuesta a la venta digital, la que creció 53% en el segundo trimestre y representó el 54% de las ventas totales de la cadena, en parte provocado por la situación del COVID-19.

Otra empresa que presentó cifras poco halagadoras esta semana fue American Eagle, dueña también de la cadena Aerie.

Los ingresos totales de American Eagle cayeron 15% a $884 millones, en comparación con los más de $1,000 millones que generó para ese periodo el año anterior. La caída se debió en gran parte, según la empresa, al cierre de tiendas durante los pasados meses debido a la pandemia.

Por marca, los ingresos de American Eagle Outfitters disminuyeron 26% durante el trimestre, mientras que las ventas de Aerie aumentaron 32%. Mientras tanto, los ingresos en el negocio de comercio electrónico de la compañía crecieron un 74%, de los cuales 47% correspondió a American Eagle y 142% a Aerie. De hecho, Aerie es considerada la joya de la corona dentro de la compañía.

Aún así, la compañía perdió $13.7 millones durante el trimestre, en comparación con casi $65 millones en ganancias que registró en el 2019 para el mismo periodo. Eso se suma a la pérdida de $257 millones que reportó American Eagle en el trimestre anterior.

No obstante, la corporación se ha mantenido expandiendo en los mercados internacionales de Asia y México, y planifica seguir creciendo de forma digital. Es probable que cierre entre 40 y 50 tiendas poco productivas este año en Estados Unidos, según expiren los contratos.

Share:

Leave a reply