Largos retrasos en la adjudicación de su caso migratorio pueden ser aliviados mediante una acción legal llamada “mandamus”

511
0
Share:
aboginmi

Por Johana Cocharan 
Abogada de inmigración de la firma Vazquez & Servi, P.C. 

5d4cdb 3da1b2823cf94683be0750b85098d3ffmv2 d 4096 2726 s 4 2 1

El procesamiento de casos migratorios dentro de los Estados Unidos es una responsabilidad que recae mayormente sobre la agencia federal conocida como Servicios de inmigración de los Estados Unidos (United States Citizenship and Immigration Services, USCIS por sus siglas en inglés).
Esta agencia procesa millones de aplicaciones cada año. Como ejemplo, tan solo en el año 2019, la agencia aprobó 834,000 solicitudes de ciudadanía,
procesó 2.2 millones de permisos de permisos de trabajo, y aprobó 577,000 aplicaciones de residencia permanente (https://bit.ly/2XYDmNM).
Los números de aplicaciones presentadas incrementan cada año, y con ello, también incrementa la espera para obtener estos beneficios migratorios.
Como ejemplo,  USCIS ha reportado que en el año 2020, una aplicación para una Visa U (o visa de víctima de crimen) está tardando casi 47 meses en ser procesada,
una aplicación para residencia permanente está demorando 10 meses en ser procesada, y una aplicación de ciudadanía demora 8 meses en ser procesada (http://bit.ly/2XBqdLW).  Estas son cifras en promedio. Algunas veces, USCIS toma más tiempo de lo previsto en adjudicar la aplicación de un solicitante y, es aquí, cuando una corte federal podría ayudar a agilizar la adjudicación de una solicitud.
El pasado, uno podía llamar al número 800 de servicio al consumidor de USCIS y podía hablar con una persona sobre el retraso en la adjudicación de una solicitud. Sin embargo, recientemente, la administración de Trump ha cortado muchos de los canales de comunicación entre la agencia migratoria, los usuarios, e incluso también los abogados. Actualmente, es casi imposible hablar con una persona por teléfono sobre el estatus de su caso, o hacer una cita en persona en la oficina local de USCIS.
Esto ha causado que los abogados tomen acción en sus manos y se dirijan a las cortes federales para obtener ayuda de un juez federal y obligar a la agencia migratoria a hacer su trabajo.
Cuando USCIS no responde o resuelve las querellas o preguntas de un solicitante o de un abogado, y -la aplicación migratoria en cuestión- se encuentra pendiente por más tiempo de lo que la agencia llama “promedio” un abogado puede ayudarle a interponer una acción legal llamada “writ of mandamus” en una corte federal.
Esta acción legal es básicamente una demanda en contra de la agencia migratoria de USCIS la cual alega que la agencia ha retrasado irrazonablemente la adjudicación de una solicitud de tal manera que este retraso ha afectado los derechos de los solicitantes. En la mayoría de los casos, el simple hecho de someter la demanda en la corte hace que USCIS tome acción inmediata en el caso de un solicitante para evitar mas litigio.
Una demanda federal de este tipo es invaluable pero también debe ser utilizada correctamente, ya que el hecho de someter la demanda hará que USCIS adjudique la solicitud de uno, pero no promete una adjudicación favorable, solamente una decisión final.
Es importante consultar con un abogado antes de someter esta demanda federal para poder determinar si realmente es conveniente en su caso.

Share:

Leave a reply