¿Quién es Mauricio Claver-Carone, el candidato propuesto por EE. UU. para dirigir el BID que cuenta con el respaldo de Ecuador?

176
0
Share:
sab12

El Gobierno de EE. UU. nombró en junio pasado al abogado y jurista estadounidense Mauricio Claver-Carone como candidato a ocupar la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La candidatura de Claver-Carone, de padre español y madre cubana, fue recibida con beneplácito por el gobierno del presidente ecuatoriano Lenín Moreno. Desde la Cancillería se calificó de ”positiva” la participación del jurista en el proceso para elegir el nuevo presidente del BID.

Desde el gobierno ecuatoriano se indicó que además de los temas prioritarios propuestos por la candidatura de Claver-Carone, como robustecer la inversión y el crecimiento económico, ”Ecuador considera crucial que el BID acentúe su actividad en los programas de equidad e inclusión social, de sostenibilidad, en el fortalecimiento del Estado de Derecho y la capacidad institucional de los países”.

La Cancillería resaltó que se ha trabajado de cerca con Claver-Carone durante los últimos años, lo cual ”le ha permitido conocer su liderazgo, capacidad de diálogo y empatía sobre la necesidades de la región”.

Justamente en enero pasado, el presidente Moreno se reunió con Claver-Carone, quien actualmente es director para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad de EE. UU. La Presidencia de Ecuador indicó que en este encuentro se fortalecieron los lazos entre ambos países y trataron temas de seguridad y desarrollo económico.

Funcionario cercano de Trump

Claver-Carone es uno de los políticos cercanos al presidente estadounidense Donald Trump. En un comunicado, el Tesoro estadounidense resaltó que el funcionario ha encabezado en la Casa Blanca una iniciativa llamada “América Crece”, con la que busca apoyar el desarrollo económico en América Latina y el Caribe, catalizando la inversión del sector privado en proyectos de energía e infraestructura.

El abogado se desempeñó en varios cargos en el Departamento del Tesoro y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Fue el fundador y presentador del programa bilingüe de política exterior From Washington Al Mundo, que contaba con la dirección de la periodista cubana Cristina Saralegui.

En 2003 fundó un grupo de acción política para promover un cambio de Gobierno en Cuba, US-Cuba Democracy PAC, que ha donado fondos a las campañas de los legisladores republicanos Marco Rubio y Mario Díaz-Balart.

En 2016, Claver-Carone fue nombrado miembro del equipo de transición de Trump. En tanto que desde septiembre de 2018 ocupa el cargo de Asistente Especial del Presidente y Director Principal de la dirección de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Elección de nuevo presidente

El BID es la principal fuente de financiamiento para el desarrollo económico, social e institucional sostenible de América Latina y el Caribe. Se encarga de distribuir unos 13 000 millones de dólares al año.

La elección del nuevo presidente de la entidad está prevista para el 12 y 13 de septiembre, mediante una reunión extraordinaria de la Asamblea de Gobernadores que se desarrollará en una plataforma electrónica de software desde la sede del Banco en Washington, EE. UU.

El gobierno de Estados Unidos por primera vez ha postulado a un candidato para ocupar el cargo. Desde su fundación en 1959, el BID fue liderado por alguien de América Latina. El titular actual, el colombiano Luis Alberto Moreno, deberá dejar el cargo que ocupó durante 15 años.

Expertos creen que la nominación norteamericana busca contrarrestar la creciente influencia china en la economía mundial. Por el otro lado, sus críticos, como Argentina o Chile, temen que Claver-Carone pueda convertir al BID en una rama de la política del gobierno de Trump en la región durante los próximos años.

Argentina amenazó junto a otros países con boicotear el quórum de la Asamblea y solicitó que la elección se posponga hasta marzo de 2021.

La postulación de Claver-Carone cuenta con el respaldo del mandatario brasileño Jair Bolsonaro, un apoyo de gran importancia, ya que la votación es proporcional a la participación accionaria de cada uno de los 48 países miembros. De esta manera, EE. UU. tiene 30 votos y necesitaría el 15 de los 26 países prestatarios para alcanzar la victoria.

El funcionario estadounidense tendría asegurado el apoyo de los gobiernos de Las Bahamas, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Surinam, Venezuela, Canadá y Uruguay. (I)

Share:

Leave a reply