Algunos sobrevivientes de COVID-19 sufren una persistente pérdida del olfato y el gusto: los daños de no recuperarlos

203
0
Share:
ad08

FUENTE: THE NEY YORK TIMES

La mayoría recobra sus sentidos después de recuperarse en semanas. Pero en una minoría de pacientes la pérdida persiste

Katherine Hansen en su patio trasero en Woodinville, Washington, el 12 de diciembre de 2020. (Jovelle Tamayo/The New York Times)

Hasta marzo, cuando todo empezó a saber a cartón, Katherine Hansen tenía un sentido del olfato tan agudo que podía recrear casi cualquier plato de restaurante en casa sin la receta, solo recordando los olores y sabores.

Entonces llegó el coronavirus. Uno de los primeros síntomas de Hansen fue la pérdida del olfato, y luego del gustoHansen todavía no puede probar la comida, y dice que ni siquiera puede tolerar masticarla. Ahora vive principalmente de sopas y batidos.

Soy como alguien que pierde la vista de adulto”, dijo Hansen, agente inmobiliaria que vive en las afueras de Seattle. “Ellos saben cómo deben lucir las cosas. Yo sé a qué debería saber, pero no puedo probar nada”.

Los científicos saben poco sobre cómo el virus causa la anosmia persistente o cómo curarla. Sin embargo, los casos se están acumulando a medida que el coronavirus se extiende por todo el mundo, y algunos expertos temen que la pandemia pueda dejar a un gran número de personas con una pérdida permanente del olfato y el gusto. Esta posibilidad ha desencadenado una urgente lucha entre los investigadores para saber más acerca de por qué los pacientes están perdiendo estos sentidos esenciales y cómo ayudarlos.

El olfato está íntimamente ligado tanto al sabor como al apetito, y la anosmia a menudo le roba a la gente el placer de comer. Pero la repentina ausencia también puede tener un profundo impacto en el humor y la calidad de vida.

El olor no es algo a lo que prestamos mucha atención hasta que desaparece”, dijo Pamela Dalton, que estudia el vínculo del olor con la cognición y las emociones en el Centro Monell de Sentidos Químicos de Filadelfia. “Entonces la gente lo nota, y es bastante angustioso. Nada es igual”.

Share:

Leave a reply