“Yo acuso al gobierno de haber convertido a México en un país de crematorios”: el durísimo editorial de Denise Dresser tras 67,000 muertos por COVID-19

334
0
Share:
lu13

México se coloca como la cuarta nación en donde más personas han fallecido por coronavirus

La Secretaría de Salud reportó que 67,558 personas han fallecido por coronavirus, de acuerdo con su informe más reciente. La tasa de letalidad en el país de   por ciento.

Además, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) informó que del 15 de marzo al 1 de agosto que en 24 entidades se registró un exceso de moralidad del 59.1%, periodo que comprende la presente emergencia sanitaria.

La politóloga y escritora,  Denise Dresser, criticó la forma en la que las autoridades han enfrentado la emergencia sanitaria y además han mentido al respecto de la situación, refiere a lo que ha dicho el mandatario Andrés Manuel López Obrador, quien ha insistido en indicar que “ya se ha domado a la pandemia”.

Cuando México ya se coloca como la cuarta nación en el mundo con más decesos ocasionados por COVID-19, después de Estados Unidos, Brasil e India.

Yo acuso al gobierno de mi país de haber convertido a México en un país de crematorios al tope y ataúdes al por mayor”, indica la politóloga en su columna llamada Yo acuso, publicada en el periódico Reforma.

En mayo, New York Times The Wall Street Journal refirieron que la pandemia de coronavirus en el país es más grave de lo que indica el gobierno, señalaron el subregistro de decesos. Y Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, respondió que había gente que llegaba con condiciones clínicas sugerente a COVID-19, pero no se registraban como tal porque no había una prueba que lo sustentara. Para finales de ese mismo mes, el funcionario reconoció la subestimación de contagios y de fallecimientos.

La escritora menciona que el objetivo del presidente y del subsecretario de salud ya no es informar o prevenir, sino negar y distraer.  “Yo acuso al gobierno de mi país de apostarle de facto a la “inmunidad de rebaño”: dejando correr la pandemia con la esperanza -científicamente refutada- de que el número suficiente se infecte, se cure, y así pare la propagación”, añade.

Aunque el gobierno ha declarado en diversas ocasiones que la estrategia o plan para enfrentar la emergencia sanitaria se preparó con tiempo, Dresser alude que las autoridades perdieron la oportunidad de contener la enfermedad, por la lentitud en las respuesta, la falta de preparación y adquisición de equipo para el personal médico. Además, México es la nación en donde más personal del sector salud ha perdido la vida a consecuencia del coronavirus.

“Yo acuso a Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de haber colocado la lealtad política por encima del conocimiento científico, para complacer al Presidente”, menciona la escritora.

Y refiere que la conferencia diaria que da la el sector salud para informar sobre la emergencia sanitaria se convirtió en un espectáculo de manipulación y, en donde se ataca a la prensa y adversarios.

Aunque la situación sanitaria en el país no afectó la popularidad o aprobación que tiene el actual gobierno, refire que“es destructivo para México. Es pésimo para los pobres. Es inhumano. Es criminal”

Share:

Leave a reply