TERROR EN MÉXICO: ASESINO SERIAL CONFIESA DECENAS DE HOMICIDIOS

Share:
andres filomeno

PRENSA ATLANTA.- Andrés Filomeno Mendoza, un hombre de 72 años, saludaba a los vecinos por las mañanas, fue servidor público, ostentó el cargo de presidente del Consejo de Participación Ciudadana del Municipio de Atizapán y actualmente participaba activamente en la campaña política de un candidato a la presidencia municipal de dicho municipio. Hoy su fachada de un hombre inofensivo se ha venido abajo.

El pasado 15 de mayo elementos de la policía municipal realizaron un cateo en el domicilio ubicado en la colonia Lomas de San Miguel, cuando ingresaron a la casa descubrieron una imagen terrorífica, el cuerpo de Reyna, una mujer de 34 años con reporte de desaparecida, destazado sobre la mesa del comedor, pero era solo el inicio de la pesadilla.

Los investigadores localizaron restos óseos de diferentes víctimas, incluso rostros desollados con la cabellera completa, lo sorprendente en ese momento fue que estaban bien conservados. Más adelante se descubrió que años atrás Mendoza laboró como carnicero en un rastro municipal, la policía deduce que ahí fue donde aprendió a desprender la piel de la carne, realizar cortes y conservar en buen estado la carne.

Dilcya García, Fiscal de Delitos de Género del Estado de México, informó que luego de la localización de restos que corresponden a diferentes mujeres se encontraban ante un feminicida serial.

“En el cateo que se realiza en la casa del sujeto imputado, hemos encontrado desgraciadamente diferentes indicios humanos: restos óseos, ropa de mujer, credenciales de elector y otros elementos que nos hacen suponer que pudiese ser un feminicida serial”, aseveró la funcionaria.

La caja de pandora fue abierta, en el lugar fueron encontrados zapatos y ropa de mujer, credenciales, diversos instrumentos de corte como cuchillos, machetes y serruchos. Pero lo más estremecedor fue una lista con 29 nombres y 20 grabaciones, se cree que era su lista de víctimas y videos de cuando cometía sus horribles crímenes.

Andrés Mendoza, dijo haber cometido por 20 años, al menos 29 asesinatos. Él mismo confesó que descuartizaba y se comía a sus víctimas.

Los investigadores siguen realizando búsqueda de pruebas en el domicilio, creen que aún hay restos de sus víctimas.

El sospechoso fue llevado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Tlalnepantla, Estado de México.

Share:

Leave a reply