Trump indulta a su exestratega Steve Bannon

193
0
Share:
NGH4J6L5P5E7ZP3ZFXFLQYVZCU

La lista de agraciados por la clemencia incluye 143 nombres. El presidente saliente desclasifica documentos de la trama rusa y ordena detener la expulsión de venezolanos de EE UU

EL PAÍS

MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO

El presidente saliente, Donald Trump, ha concedido el indulto a su exasesor Steve Bannon tan solo unas horas antes de abandonar la Casa Blanca con destino a su residencia de Mar-a-Lago, en Florida. En una acción que es habitual en EE UU, en esta ocasión el republicano ha anunciado hasta 73 indultos y 70 conmutaciones de pena, según el comunicado oficial. La lista de agraciados por la clemencia, una facultad reservada al inquilino de la Casa Blanca, contiene los nombres de algunos delincuentes financieros y algún rapero. Pero el que con más probabilidad sonaba ya antes de hacerse público el documento en esa lista de favores era el de su exasesor, ideólogo de movimientos populistas en todo el mundo, que fue detenido el verano pasado por fraude a donantes de una campaña para construir el muro en la frontera con México. También recibió el perdón presidencial Elliott Broidy, un antiguo donante de su campaña que se declaró culpable de conspirar para violar la ley que regula la actividad de los lobbies extranjeros.

Bannon ha sido indultado a título preventivo, es decir, con un perdón que elimina los cargos en caso de que fuera finalmente condenado. El propio Trump y su excolaborador hablaron por teléfono este martes. Finalmente Trump no se ha indultado de manera preventiva, como había dejado caer en las últimas semanas, para evitar los procesos que deberá afrontar cuando vuelva a ser un ciudadano de a pie. La gracia tampoco ha alcanzado a otros miembros de su familia o a su abogado personal, Rudy Giuliani.

Además de Bannon, entre los perdonados están los raperos Lil Wayne —condenado por posesión de armas y munición, algo que no le estaba permitido por delitos previos— y Kodak Black. A este último, sentenciado a 46 meses de prisión por falsificar el formulario de un documento federal, se le ha conmutado la pena, igual que al exalcalde de Detroit Kwame Kilpatrick, quien en 2008 se declaró culpable de obstrucción a la justicia como parte de un acuerdo de culpabilidad en una investigación en la que él y su padre habían aceptado sobornos a cambio de contratos públicos. Otro de los nombres destacados es el del antiguo ingeniero de Google Anthony Levandowski, condenado por robo de información sobre coches autónomos antes de abandonar la compañía para irse a Uber.

Antes de conocerse la composición de la ansiada lista de indultos, alrededor de la cual, según el diario The New York Times, se ha generado un negocio de miles de dólares por parte de lobistas y abogados de los condenados, que buscaban influir en el círculo más cercano a Trump para asegurarse el perdón de sus representados, el republicano ordenó la desclasificación de una parte de los documentos relacionados con las pruebas del FBI sobre la trama rusa, que condujo a una prolongada investigación sobre el papel del Kremlin en la campaña electoral de Trump de 2016. El presidente saliente, que siempre atribuyó su implicación en el caso a un intento de los demócratas de desalojarle del poder, explicó en un memorándum interno que algunos de los documentos han sido editados para poder ser desclasificados.

Por último, el magnate neoyorquino ha ordenado también este martes detener la expulsión de algunos venezolanos de EE UU durante 18 meses, por las circunstancias que atraviesa el país latinoamericano. “Las condiciones de deterioro en el interior de Venezuela, que representan una amenaza nacional a la seguridad y el bienestar de la gente, aconsejan detener la expulsión de los nacionales venezolanos que actualmente se encuentran en Estados Unidos”, transmitió Trump en un memorándum a sus secretarios de Estado y Seguridad Interior. De la medida provisional están excluidos aquellos venezolanos que hayan cometido un delito.

NGH4J6L5P5E7ZP3ZFXFLQYVZCUEl exconsejero de la Casa Blanca Steve Bannon sale de un tribunal en Nueva York.EDUARDO MUÑOZ / A

Share:

Leave a reply