La nueva era en Cobb: día histórico tras cancelación del 287 (g)

609
0
Share:
18
Fotos:  Irene Bazan y  Luis Carlos Arias/Prensa Atlanta 
Marietta, Prensa Atlanta, 19 de enero.
Es oficial, y se ha celebrado con gran alegría, incluso, a ritmo de mariachi.
La Oficina del Sheriff del Condado de Cobb ya no participará más en el programa federal de inmigración 287 (g) que generó críticas en el corazón de la comunidad, afectada por esta medida, vigente desde el año 2007.
Durante una conferencia de prensa celebrada el martes 19 de enero, en el edificio administrativo del Sheriff, el flamante alguacil, Craig Owens,  expuso  que había enviado  un memorando al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) anunciando a la agencia, la decisión de poner fin al  programa.
Este acuerdo,  permite que la policía local investigue el estatus  migratorio de las personas detenidas de quienes se sospecha que  se encuentran en el país de forma irregular. Para tal efecto, se delega  a los funcionarios locales para que una vez entrenados, colaboren  con la aplicación de la ley  de inmigración.
El flamante alguacil Owens, flanqueado por su personal de comando, miembros de organizaciones activistas y otros funcionarios electos, destacaron que su decisión marca un “momento histórico para el condado de Cobb”.
Los críticos del programa 287 (g) aseguran que los detenidos son blanco de perfil racial y que la medida causó durante más de una década que las comunidades de inmigrantes desconfíen de los agentes de la aplicación de la ley.
Owens dijo durante la conferencia con medios estadounidenses y latinos, que mientras se desempeñó como comandante de un recinto del Departamento de Policía del Condado de Cobb, fue testigo de que varias   familias inmigrantes sentían temor  de denunciar delitos.
“Si ves marrón, que es el uniforme de la Oficina del Sheriff, corres”, dijo refiriéndose al  sentir e incomodidad de la comunidad migrante.  “Si ves azul, quédate y habla porque son tus amigos”.  Los uniformes azules son los colores que usan los oficiales del Departamento de Policía del Condado de Cobb.
Una vez implementado a nivel nacional, el programa comenzó a eliminar a malos elementos como terroristas, así como a otros delincuentes violentos enquistados en los vecindarios de todo el país.  Sin embargo, Craig Owens destacó  que el 287 (g)  se transformó en una iniciativa que se enfocó en  conductores interceptados  en paradas  de tráfico, lo que resultó en que fueran eventualmente deportados por delitos menores.
“Permítanme ser claro: hay un nuevo día y una nueva era en el condado de Cobb”, dijo Owens a la vez que enfatizó  que al terminar con el 287 (g) no significa que el condado sea menos seguro.
Cobb fue la primera jurisdicción en Georgia en unirse al programa 287 (g)  bajo el liderazgo del ex alguacil de Cobb Neil Warren en 2007. Warren en 2019 renovó el uso del controvertido programa en el Centro de Detención de Adultos del Condado de Cobb.
El sheriff  Owens ha cumplido la promesa que hizo durante su campaña, misma esperanza que dio el alguacil del condado de Gwinnett, Keybo Taylor, quien cumplió su compromiso al anunciar hace unos días que su oficina no colaboraría más ICE para ejecutar el programa 287(g).
El condado de Gwinnett participó en esta medida desde el año 2009 y durante ese periodo los oficiales de esta jurisdicción entrenados por ICE actuaron como agentes federales enforzando la ley migratoria contra inmigrantes  recluidos en la cárcel del condado, detenidos muchas veces por delitos menores.
CELEBRAN LÍDERES: “ESTO ES UNA VICTORIA PARA LA COMUNIDAD” 
Durante la conferencia, Carlos García,  fue nombrado como el encargado de enlace comunitario entre la oficina del sheriff de Cobb y la población hispana.
Adelina Nicholls, directora ejecutiva de la organización GLAHR,  celebró el fin del acuerdo y destacó el trabajo que durante años se ha realizado para derogar este acuerdo. “Esto es el inicio de futuros trabajos porque estamos seguros que hay una necesidad de cambiar más políticas que beneficien a las comunidades de color”, dijo. “El que hoy se acabe el 287 (g) implica en gran medida un respiro, un gran alivio para nuestra comunidad que deje de ser perseguida y criminalizada, hoy estamos aquí para testificar que se ha ido el 287 (g). Hoy es una victoria para la comunidad.
Andrea Young, directora de ACLU-Georgia reconoció la suma de esfuerzos para conseguir esta victoria.
El sacerdote Jaime Molina también destacó la resistencia y Fe de la comunidad impactada.
El cónsul General de México, Javier Diaz de León celebró el fin del programa.
Al final del evento, sonaron trompetas, guitarras y contrabajos. Y así,  a ritmo de mariachi se ovacionó el fin del
programa que mantuvo en vilo a miles de migrantes indocumentados y se celebró la “nueva era en Cobb”,  donde habita una comunidad que busca menos opresión y mayor libertad frente a las autoridades.
“Manejar en Libertad es lo que seguimos buscando”, dijo Liliana Pérez residente de Marietta quien nunca ha podido obtener una licencia de conducir de Georgia debido a su condición migratoria.
“Conducir sin licencia sigue siendo un delito en el estado”, reconoció el abogado de accidentes Douglas Rohan “pero no habrán más víctimas de este programa”.
Share:

Leave a reply