Base Fort Hood no encuentra vinculación entre acoso y desaparición de soldado

220
0
Share:
imagen

Houston (TX), 2 jul (EFE News).- La base de Fort Hood (Texas) aseguró este jueves que no hay pruebas que vinculen las denuncias de acoso sexual con la desaparición de la soldado Vanessa Guillén, en un caso que se complicó todavía más con el hallazgo de nuevos restos en el lugar donde apareció el presumible cuerpo de la joven latina.
Durante una rueda de prensa, el comandante mayor, el general Scott Efflandt, señaló que los alegatos por acoso son “investigados por completo” y “tomados en cuenta muy seriamente”, pero que por ahora la investigación criminal “no ha encontrado relación” entre la desaparición y dichas acusaciones.
Vista por última vez el 22 de abril en un estacionamiento de la base, ubicada en el Condado de Killeen, Vanessa Guillén, de 20 años, había confesado a familiares y amigos que había sido acosada por superiores en la base.
Damon Phelps, agente especial del Comando de Investigación Criminal de las Fuerzas Armadas (CID, en inglés), señaló que no hay “información creíble” de que la soldado haya sido “agredida sexualmente”, no obstante y aunque no hay “reportes oficiales” siguen investigando en esa línea.
Efflandt aseguró que desde que iniciaron las pesquisas, al día siguiente de la desaparición de la joven, han hecho y seguirán haciendo “todo lo posible” por traer a la soldado “de regreso a casa y llevar ante la justicia a los responsables”, en especial tras el hallazgo el martes y miércoles de restos humanos cerca al río León, en el tejano Condado de Bell.
“Las autoridades permanecen en el área y en cuanto se tengan los resultados de ADN de los investigadores médicos lo compartiremos”, informó el comandante.
Phelps dio a conocer la identidad de un sospechoso en este caso quien el miércoles se quitó la vida con una pistola cuando la Policía pretendía tomar sus declaraciones.
Se trata del especialista Aaron David Robinson, de 20 años, perteneciente al cuartel de Fort Hood y que se había escapado de la base el martes.

Robinson y una mujer, la exesposa de un soldado de la base habían sido señalados como sospechosos en el caso. Ella se encuentra detenida en una cárcel del Condado de Bell a la espera de que se le imputen cargos.
El agente especial negó que Robinson, quien ingresó al cuartel en octubre de 2017, fuera superior de Guillén y que “no hay confirmación” de que el sospechoso haya acosado a la joven. Fort Hood dio a conocer hoy por medio de un comunicado que la soldado Vanessa Guillén fue promovida a especialista por su tiempo de servicio.
El miércoles fueron hallados otros restos cerca al río León, en el Condado de Bell, a unas 20 millas al este de la base Fort Hood, y donde también se encontraron un día antes restos humanos, sin que hasta el momento hayan sido identificados por las autoridades.
Según informó a Efe T.J. Cruz, del Departamento del Alguacil del Condado de Bell, los segundos restos se hallaron en una zona “boscosa” y a unos seis pies de los restos encontrados el martes, y también fueron enviados al Instituto de Ciencias Forenses en Dallas.
Cruz dijo que el hallazgo del martes, que fue posible tras el aviso de un hombre que trabajaba en la zona y percibió un olor fuerte, llevó a las autoridades a volver al día siguiente a la zona para estar seguros que habían “cubierto todas las áreas”.
La familia de la joven pidió el miércoles en Washington una investigación del Congreso y criticaron el accionar de las autoridades de la base militar para esclarecer la desaparición de la soldado.
“Mi hermana no merecía sufrir. No pierdo la esperanza en Dios. Dios tiene la última palabra. Mi hermana merece justicia. Fort Hood ‘El Gran Lugar’, no ha hecho nada”, expresó indignada Lupe Guillen, hermana de la soldado, en la rueda de prensa.
La abogada de la familia, Natalie Khawam, abogó por una propuesta de ley que proteja a los soldados de las fuerzas militares del acoso y la agresión sexual.
“Hemos perdido una vida, una hermosa soldado joven”, se lamentó la abogada.

Share:

Leave a reply